¡Un invierno de ensueño en el Pirineo de Girona!

La Molina. Oriol Molas. PTCBG

En el Pirineo de Girona podemos disfrutar de una importante variedad de deportes de invierno: esquí alpino, esquí nórdico, snowboard, raquetas, etc.

La zona dispone de 4 pistas de esquí alpino (Vallter 2000, Núria, La Molina y La Masella) y una pista de esquí nórdico (Guils-Fontanera). En todas ellas hay escuelas para poder aprender o mejorar nuestra técnica esquiando.

La zona es de fácil acceso desde nuestros alojamientos en La Garrotxa, el Ripollès o en La Cerdanya.

Vallter. ©Quim Puerto.

Vallter 2000, un paisaje inolvidable

La estación de Vallter 2000, se encuentra en un paraje excepcional y único, en el nacimiento del río Ter. Situada entre 2000 y 2500 m. de altura, se encuentra rodeada de cimas tan emblemáticas como el Bastiments, el Gra de Fajol o el Pic de la Dona. Se trata de una pequeña estación familiar que dispone de 15 km. esquiables repartidos en diversas pistas y donde también podemos encontrar una zona específica para hacer freeride (fuera pistas).

Uno de los atractivos que ofrece el resort, son las espectaculares vistas que en días claros nos permiten divisar claramente el ¡Golfo de Roses! Vallter 2000 se encuentra situada en la parte superior de la Vall de Camprodon, donde podemos disfrutar de una rica gastronomía, comprar productos de la tierra como embutidos, quesos o miel, ir de shopping o pasear por bonitos pueblos como Llanars, Camprodon o Setcases.

Vall de Núria. ©Maria Geli / Pilar Planagumà. PTCBG.

Núria, mucho más que una estación de esquí

La única forma que tenemos para acceder a la estación es mediante el Tren Cremallera, que podemos coger en Ribes de Freser (en Ribes enllaç o en Ribes estació) o más arriba en Queralbs. El trayecto hasta el santuario ya es una experiencia única; con una duración de 40 minutos desde la primera estación, el tren supera un desnivel de más de 1000 m., llegando a 2000 m. de altitud. La belleza del paisaje nos cautivará desde el principio : bosques de abetos, saltos de agua, despeñaderos, etc.

Llegando a la parte superior, descubrimos un lago frente al Santuario, por donde podemos pasear. Asimismo es recomendable una vista a la iglesia del santuario de principios del s. XX, donde podemos admirar la talla románica del s. XII-XIII de la Virgen de Núria, de madera policromada y la Ermita de San Gil, del s. XVII, dedicada al primer santo ermitaño que se instaló en el valle.

Las instalaciones para esquiar y el Parque Lúdico, se encuentran detrás del santuario. Existen pistas para todos los niveles y magníficos itinerarios bien señalizados para realizar con raquetas y disfrutar de la naturaleza, rodeados de montañas tan espectaculares como el Puigmal, el Pic de Finestrelles o el Nou Creus.

La Molina. PTCBG.

Alp 2500, 145 km de dominio esquiable

Uno de los dominios esquiables más importantes de Cataluña, lo encontramos en Alp 2500, unión de las estaciones de La Molina y La Masella.

La Molina fue la primera estación que se inauguró en España, en 1943. Dispone de 71 km. esquiables, repartidos en 68 pistas para todos los niveles, un importante snowpark y un itinerario para hacer con raquetas, entre otras muchas posibilidades.

La Masella dispone de 74 km. esquiables, repartidos en 65 pistas para todos los niveles y también de un snowpark.

Ambas estaciones se encuentran unidas por la telecabina Cadí-Moixeró, así como por el telesilla Jumbo Tosa y por el telesquí de la Tosa.

El Niu de l’Àliga, es un refugio situado a 2.537 m. de altitud en la cumbre del Pic de la Tosa. Está equipado con servicio de restauración y bar y es accesible con la telecabina Cadí-Moixeró. Desde la cima disfrutaremos de una panorámica de 360º del Pirineo catalán

En el pueblo de La Molina encontraremos varios restaurantes y servicios dedicados a los deportes de montaña.

Guils-Fontanera. PTCBG.

Guils-Fontanera, un paisaje nórdico

Guils-Fontanera es el lugar ideal donde practicar esquí nórdico. En condiciones óptimas cuenta con 34 km. de pistas esquiables para distintos niveles, todas intercomunicadas. Asimismo la estación dispone de 12 km. de pistas muy bien señalizadas  para raquetas.

El esquí nórdico es una modalidad que nos permite gozar de la calma y de la tranquilidad del bosque y de los claros del valle de La Cerdanya, a nuestro ritmo y con nuestro nivel. Es un deporte muy completo con el que nos pondremos muy en forma si somos constantes.

Consulta nuestras casas rurales en la zona del Pirineo.

 

¡Si te ha gustado, compártelo!