Asociación de Casas de Turismo Rural Girona – Costa Brava – Pirineo

¿Quiénes somos?

La Asociación de casas Turismo Rural Girona – Costa Brava – Pirineo aglutina los establecimientos de turismo rural de la provincia de Girona. En la actualidad cuenta con +130 asociados, propietarios de casas de campesino y alojamientos rurales de la provincia de Girona, ofreciendo la mayor oferta de establecimientos legalizados de turismo rural en Cataluña. Estos se encuentran emplazados en municipios de menos de 2.000 habitantes de la Costa Brava, el Interior y el Pirineo de Girona. En total, suman +240 establecimientos en edificaciones de antes de 1950 ofreciendo +1.800 plazas.

Órganos de Gobierno

Los Órganos de Gobierno de la Asociación de Turismo Rural Girona – Costa Brava – Pirineo son la Asamblea General, formada por todos los socios de la entidad y que se convoca una vez al año, y la Junta Directiva, compuesta por varios miembros que son escogidos como representantes de las 8 comarcas de la provincia de Girona: el Alt Empordà, el Baix Empordà, la Garrotxa, el Gironès, el Pla de l’Estany, el Ripollès, la Selva y la Cerdaña. La Junta Directiva se reúne mensualmente para dirigir y ejecutar el plan de actuaciones aprobado por la Asamblea. La gestión diaria la realiza el equipo de la Oficina Técnica de la asociación.

La Junta

Presidente
Sr. Ramon Corominas Estany
Vicepresidente
Sr. Ferran Miquel Rigau
Secretario
Sr. Miquel Quera Vidal
Tesorera
Sra. Lourdes Oliu Vigo

 

Vocales
Sr. Joan Coll Ferrer
Sra. Maria Assumpta Fort Olivella
Sra. Josefina Soy Sala
Sra. Kathrin Schmidhauser
Sra. Ane Movilla García
Sra. Laura Mestres Carreras
Sra. Estel Clopes Calm

Oficina Técnica

Gerente
Sra. Tere Vilà Tuneu
Técnica de Turismo
Sra. Laura Blasco Herraiz
Comunicación y Prensa
Sra. Vanessa Masip Xixons
Responsable tecnológico
Sr. Sergi Toboso | factoriaTIC
Diseño y comunicación gráfica
Sra. Nati Vilà Tuneu | Versus Comunicació

Historia

Para entender la creación la Asociación Turismo Rural Girona – Costa Brava – Pirineo nos tenemos que remontar en los años sesenta del siglo pasado cuando lo del Ministerio de Agricultura y de la Subsecretaría de Turismo del Estado Español crea el “Programa Vacaciones en Casas de Labranza” para ayudar a incrementar los ingresos de los agricultores dejando que alquilaran algunas de las habitaciones de casa. El Programa se basaba en la convivencia con la familia de agricultores y conocer su manera de vivir.

Posteriormente, en los años ochenta del siglo XX, la comunidad autónoma de Cataluña es la primera en el Turismo Rural con el Decreto 365/1983, del 4 de agosto donde se regula la modalidad de alojamiento “residencia casa de campesino” con el fin de promover los recursos turísticos de sus comarcas. Durante los años siguientes los propietarios de este tipo de alojamientos experimentaron un gran incremento de la oferta y fue por este motivo que se creó el Decreto 214/1995, 27 de junio donde se regula la modalidad “residencia casa de campesino” en tres grupos: masía, casa de pueblo y alojamiento rural independiente.

Y precisamente cuando la actividad está plenamente regulada por la Generalitat de Cataluña, el 16 de marzo de 1992, que se crea Turismo Rural Girona gracias a la unión de 12 casas que apostaron por un nuevo modelo turístico, una entidad pionera en su ámbito. Desde entonces, Turismo Rural Girona ha centrado su misión en el trabajo conjunto para potenciar el agroturismo y el turismo rural en las comarcas gerundenses.

La primera casa legalizada

La primera legalización en las Comarcas de Girona fué en Campdevànol, en el Ripollès, una casa que actualmente ya no existe. La segunda fue en los Masos de Pals y que todavía hoy sigue activa: Can Pere Ni.

Con esta nueva fórmula de alojamiento muchas masías de las zonas de montaña, de difícil acceso, se han podido conservar y, a su vez, se ha revitalizado la vida en estos municipios ubicados en espacios únicos. Merece la pena remarcar que el valor de esta tipología de alojamientos recae en el hecho que todas ellas han tenido unas inspecciones muy severas desde sus inicios para poder ser legalizadas. Incluso se ha dado el caso que casas o masías que cumplían gran parte de los requerimientos, pero no la totalidad, no se legalizaron y, por lo tanto, actualmente no reciben la calificación de casas de turismo rural.

Representatividad

A través de la Junta Directiva, la asociación es presente en las siguientes administraciones y órganos federativos: